Base colchones - Star Care

Seleccionar página

¿Cuál es la base más adecuada para tu colchón Star Care?

La vida de tu colchón depende en gran parte de la base que usas, por ello te recomendamos los somieres más adecuados para cuidar al máximo de tu nuevo colchón.

Somier de láminas

Base recomendada para: 

Base tapizada

Base recomendada para: 

La importancia de una buena base para tu nuevo colchón Star Care

 ¿Sabías que la base que usas para tu colchón puede afectar a sus prestaciones, confort e incluso durabilidad? 

Debido al paso del tiempo, a la humedad y/o condensación, al peso y a las características de los durmientes, la estructura del colchón sea somier, base tapizada o canapé puede sufrir pequeñas deformaciones y daños. Estos daños son a veces difíciles de percibir con una simple comprobación visual e impiden que el colchón se asiente sobre una superficie plana y uniforme, algo fundamental para disfrutar de las máximas prestaciones de tu colchón. 

Así que, en función de cómo sea tu base te aconsejamos que sigas los siguientes pasos para garantizar que esta se encuentra en perfectas condiciones:

Somier de láminas

Comprueba que la barra central de la estructura está completamente recta y no ha cedido de ninguna forma. Para eso utiliza un nivel y pasa la mano para detectar que no existen eventuales fracturas o hundimientos. 

 Revisa que todas las láminas siguen estando en tensión y ligeramente combadas hacia arriba porque eso es lo que va a garantizar que con el peso, el colchón se mantenga completamente recto una vez colocado.

Base tapizada

Comprueba, pasando la mano por toda la estructura, que las barras y el bastidor que sujetan el tablero no presentan ningún tipo de rotura o hundimiento. 

 

Revisa que el tablero, que se encuentra por debajo del acolchado, también se encuentra en perfectas condiciones. Desliza la mano por el tablero presionando el acolchado, para detectar que no existe ningún tipo de hundimiento y de que este NO esté hundido, especialmente en las zonas entre las barras de la estructura.

Recuerda que si detectas cualquiera de las situaciones arriba referidas es porque la base de tu colchón no se encuentra en perfecto estado y debería ser sustituida. De no ser así puede provocar deformaciones en tu nuevo colchón, afectando inevitablemente sus prestaciones, confort y durabilidad.